Cuida tu dinero en los antros de Cancún

Hace un par de semanas me fui de viaje de generación con mis compañeros de la universidad, decidimos que el destino sería Cancún, un lugar mágica y paradisíaco. El costo de los paquetes por persona fue relativamente barato, no sobrepasaba los seis mil pesos por una estancia de cuatro días y tres noches con todas las bebidas y comidas incluidas dentro del hotel, sólo tendríamos que gastar si decidíamos hacer un viaje a las zonas turísticas o a los antros de aquel lugar, donde la vida nocturna es muy activa y una locura. Sobre el tema de los clubes nocturnos quiero hablarles.

Hicimos un tour por tres de los antros más concurridos del lugar, los primeros dos fueron una gran experiencia, bailamos, cantamos, bebimos y nos divertimos. Pero al llegar al tercero, el cual parecía ser de mejor calidad que los otros dos, nos sucedió algo que nos sacó de onda. Resulta que en este lugar hay jóvenes, hombres y mujeres, que te ofrecen un shot para mejorar tu diversión, pero se aprovechan de los nuevos y de la oscuridad del lugar para ocultar un letrero que llevan colgado y en el cual mencionan que el costo de ese pequeño trago es de cinco dólares, ellos jamás te dicen nada, sólo te abordan.

Yo acepté sin conocer que esto tendría un costo y que era parte de los servicios del lugar que ya habíamos pagado en el paquete del tour, pero que ingenuo fui, al igual que otros tres amigos míos. Dos de ellos y yo pagamos con una cara de molestia, mientras el otro emprendió la graciosa huida, lo que provocó que esta chica nos quisiera cobrar a nosotros y por supuesto que nos negamos. Entonces comenzó una acalorada discusión, pues se metieron algunas de nuestras amigas. Al final apareció mi amigo y lo obligamos a pagar, pero decidimos dejar aquel lugar que no recuerdo su nombre y lo agregamos en nuestra lista negra.