Pruebas que miden la formación ósea (marcadores de formación ósea)

La densitometría ósea es una prueba que sirve para medir la densidad de calcio existente en nuestros huesos.

Esta es una de las pruebas que se suele utilizarse para el diagnóstico de la osteoporosis o valorar el riesgo de fracturas.

Cuando se ha detectado una baja en la densidad ósea comienza ahora las recomendaciones y tratamientos médicos.

Posterior a esto, el médico comienza con una serie de sondeos que le ayudan a identificar cómo se va recuperando el hueso con el tratamiento.

Resultado de imagen para densitometria osea

Para ello se apoya de las pruebas de formación ósea en donde se informan sobre la tasa de producción ósea.

Al igual que con las pruebas de recambio óseo, se pueden verificar antes del inicio del tratamiento y periódicamente después del tratamiento para ver si la formación de hueso ha aumentado e incluyen:

  • Fosfatasa alcalina (ALP) ósea específica
  • Osteocalcina (proteína de hueso gla)
  • Procolágeno tipo 1 N-Terminal Propeptido (P1NP) y C-terminal (C1NP)
  1. a) Tratamiento y Prevención

El mejor tratamiento para la osteoporosis sin duda es la prevención.

Si bien las medidas preventivas no pueden eliminar todos los casos de osteoporosis, el ejercicio regular con carga de peso (como caminar y el entrenamiento de resistencia), comer alimentos ricos en calcio y vitamina D (y suplementos según sea necesario).

Ajustar hábitos también pueden ayudar a reducir el riesgo como el dejar de fumar y moderar el consumo de alcohol.

Resultado de imagen para alcohol y osteoporosis

Por ejemplo, para mantener los huesos sanos, una mujer debe tener un nivel de vitamina D de al menos 20 nanogramos por mililitro (ng / ml).

Cuanto antes se adopten estas medidas de estilo de vida, más pueden ayudar.

Maximizar la masa ósea en los jóvenes y minimizar la pérdida ósea durante el envejecimiento puede ayudar a prevenir o minimizar la osteoporosis.

Para aquellos con mayor riesgo de osteoporosis, para aquellos que tienen una disminución de la masa ósea y para aquellos que han sido diagnosticados con osteoporosis (y que pueden haber experimentado una fractura ósea), hay una variedad de tratamientos disponibles.

Resultado de imagen para cómo tratar una fractura osea

Estos incluyen medicamentos antirresortivos y formación de hueso (medicamentos anabólicos).

Se utilizan para ayudar a inhibir la resorción ósea, aumentar la formación de hueso, mantener la masa ósea y reducir la cantidad de fracturas.

Algunos ejemplos incluyen bisfosfonatos, estrógenos, agonistas / antagonistas de estrógenos (también llamados moduladores selectivos de receptores de estrógenos), calcitonina y hormona paratiroidea.

Las personas con osteoporosis deben trabajar con sus médicos para determinar qué tratamientos son adecuados para ellos, así como adoptar cambios en el estilo de vida que los ayuden a conservar la masa ósea.

Por otro lado es importante que aprendan a tomar medidas para evitar caídas, que es una causa común de fracturas relacionadas con la osteoporosis.

Resultado de imagen para cómo evitar caídas

Aquellos que toman medicamentos que pueden causar pérdida de densidad ósea como prednisona u otros glucocorticoides, y algunos medicamentos anticonvulsivos deben hablar con su médico sobre sus alternativas.

Es importante hacer esto antes de suspender cualquier medicamento.

See More