Mi experiencia paranormal en la playa

Sol, arena y mar es una extraordinaria combinación para pasar tus vacaciones, por lo que decidí tomarme un descanso y viajar a Cancún, donde jamás imaginé que me sucedería algo paranormal, fuera de este mundo. Permítanme contarles.

Llegué al hotel junto con mi hermano y todo era normal, nos registramos, tomamos las llaves y fuimos a nuestro cuarto para desempacar. Todo normal hasta ese momento, pero en cuanto cayó la noche las cosas se pusieron feas.

Dejé a mi hermano en la alberca del hotel, yo necesitaba darme un baño y descansar un poco, el alcohol comenzaba a hacer efecto en mí y la cabeza empezaba a darme vueltas. Al abrir la puerta, uno de los focos parpadeaba y por más que le di golpecillos con el dedo índice, no cesó. La luz prendía y se apagaba, hasta que la oscuridad venció y lo único que alumbraba eran las luces de los otros cuartos y las de la alberca. Estaba a punto de llamar a recepción y reportarlo cuando un golpe en la pared me hizo saltar de miedo.

Supuse que era una broma de mi hermano, le dije que parara, pero no lo hizo y siguió haciendo ruidos extraños, como si arrastrara las sillas y mesas que estaban a mi alrededor. Las luces dejaron de funcionar, sólo veía sombras. El corazón se me aceleraba a cada segundo y cuando me dispuse a correr hacia la salida, una figura se paró en frente de mí y con una brisa de aire que entró por el balcón se desvaneció.

Quedé petrificado, las luces volvieron a encenderse y mi hermano entró a la recámara. Me preguntó qué me sucedía, yo no dije nada para no asustarlo o para que no me creyera un loco. Además no quería arruinar las vacaciones, así que ahí nos quedamos tres días y dos noches más antes de partir a casa. Todo el tiempo que estuvimos allá, siempre sentí una presencia en mi espalda que me susurraba sobre mi hombro.

See More

La Odisea del Escritor

Hace unos días , me hospedé en uno de los hoteles en Acapulco de más prestigio donde viajé con algunos amigos y amigas mías , uno de los cuales es escritor de obras de teatro en México y quiere entrar en el reino de la ficción y publicar alguna novela que le haga famoso , un sueño muy romántico y que estoy seguro que conseguirá a su momento. Sin embargo , a él le he aprendido muchas cosas de su propia profesión , una profesión que es probablemente , junto con la de poeta y pintor , la más compleja y donde más se sufre.

Para todos aquellos quienes quieran buscar una carrera literaria , tengo algunos consejos que he llegado a aprender de mi amigo que se mueve profundamente en el reino de la letras.

 -Estar bien con la Soledad-  

Ernest Hemingway decía que el escritor debe de saber estar  a gusto con su soledad , ya que la soledad es lo que hace al escritor y en la soledad y en las sombras es donde ha de florecer el hombre de letras ya que es ahí donde se hace su arte. Un escritor que necesita de las personas , no es un escritor verdadero. Esto no es un concepto romántico sobre el amor a las letras superando a todo lo mundano y lo comercial como la humanidad , sino que es una cuestión práctica , ya que el escritor va por lo general a enfrentarse a mucha soledad ya que nadie quiere subirse en el mismo tren que un escritor aún no famoso.

-Estar Listo para lo Peor-   

El escritor , o aspirante hacia el reino de las letras , debe saber que en su destino se encuentran los dos extremos más tajantes en la vida humana – el olvido total y la desgracia- o la inmortalidad y fama eterna superando a los tiempos- una apuesta que por lo general no sale muy bien para muchos. Por esta razón es que siempre he dicho que el escritor es el mas valiente de todos los seres ya que ellos siempre tienen que estar listos para lo peor.

Firme hacia el ridículo-   

 Algo que cualquier aspirante a la profesión de escritor debe saber , es que la crítica y el ridículo siempre están a la vuelta de la esquina y no cesa solo hasta que se consigue el gran éxito. Por esta razón el escritor debe de contar con una piel gruesa y sobrevolar a los pantanos de la opinión publica si es que quiere sobrevivir.

-La Práctica Hace al Maestro- 

  Si bien en todas las profesiones se requiere de práctica , el mundo de las letras es uno mucho más exigente por lo que se debe de practicar y practicar sin finar si es que se quiere llegar a cualquier lugar. Se dice que un escritor necesita de 25 años de escritura para volverse en algo serio y quienes pasan esa marca llegarán a la inmortalidad.

La odisea del escritor y sus naufragios no son para todos.

See More